¿Qué es el tratamiento de aguas?

El cuidado del agua ha sido un tema de interés social desde hace más de 20 años. La contaminación del agua producida por grandes industrias sería la responsable de causar un desequilibrio dentro de nuestro ecosistema. A la par que aumenta el número de personas en el mundo, el riesgo de que este recurso escasee aumenta.

Por otro lado, debido a la necesidad de cuidar el agua se han desarrollado diferentes procesos y tratamientos para detener el impacto ambiental. Datos indican que más del 80% de las aguas residuales son resultantes de la actividad humana y esta es vertida a los ríos o mares si pasar por algún tipo de tratamiento.

El tratamiento de aguas residuales es un servicio que consiste en la separación de la carga orgánica que contiene las aguas, eliminando al máximo la cantidad de residuos y contaminantes. De esta forma se genera un ahorro de agua potable.

Además, con este proceso se garantiza a agua limpia y evita la contaminación de ríos y mares. Existen diferentes tipos de tratamientos: físico, químico o biológico. El resultado es el mismo: reducir y/o eliminar la contaminación en las aguas.

Tipos de tratamientos de agua:

Tratamiento físico:

Es el método que se ocupa para separar residuos sólidos de manera física. Las propiedades contaminantes que debe contener el agua para la realización de este proceso son: flotabilidad, viscosidad, tamaño de partículas, etc. Dentro de los tratamientos se pueden realizar: tamizado, precipitación, separación y filtración de sólidos.

Tratamiento químico:

Dependiendo de las propiedades químicas del contaminante o reactivo del agua, se realizan diferentes procedimientos para limpiar las aguas; dentro de los que se encuentran: eliminación de hierro, oxígeno, fosfatos y nitratos; coagulación, procesos electroquímicos, oxidación, intercambio de iones, entre otros.

Tratamiento biológico:

Se realiza a través de procesos biológicos pretendiendo eliminar contaminantes coloidales. Se hace uso de microorganismos que actúan sobre la materia en suspensión y la transforma en sólidos sedimentables.

Si requieres más información sobre en qué consiste el servicio de tratamiento de aguas Akim, contáctanos.